Violencia Psicológica: la dictadura del miedo.

x. Verónica Villalvazo

Revisando sencillamente qué es la violencia, re leyendo sin ir más lejos todos los atropellos con los que se ha manejado el gobierno del estado de Oaxaca y en el país en general la columna de esta semana va dirigida a la situación de guerra, violencia, terror o como le quiera usted llamar, la violencia psicológica.
Hoy en día existe una dictadura del miedo, ¿Y qué miedos existen hoy en día frente al poder? Pues el miedo a enfrentarse a aquellos que mantienen subyugado al estado, el miedo a defender tus derechos, el miedo a hacer uso de la libertad de expresión… Y eso es algo muy patente, es la AUNTOCENSURA, por ello, la libertad debe usarse valientemente, pues con miedo no se podrá hacer un buen uso de la libertad.
Pero en realidad, a nadie le conviene combatir al poder. Porque todo sea dicho, mientras todo el mundo pueda hacerse de multitud de cosas inútiles parece que no hay nada que temer. Vivimos en la sociedad del desahogo que no es sino parte del simulacro (del simulacro de la libertad), parafernalia del poder para tener a los hombres y mujeres bien sumidos bajo su cuna de control y obediencia inconsciente. Estamos manejados, el Pastor nos guía, pero pocos se dan cuenta y mucho de los que se dan cuenta se dejan llevar, ¿Y por qué?, pues por miedo, finalmente no debe haber sorpresa, estamos en el país de la psicosis, sencillamente en México el país de la impunidad


Violencia otra vez a la mesa
Violencia es un comportamiento deliberado que resulta, o puede resultar, en daños físicos o psicológicos a otros seres humanos, la violencia es ejercida desde muchos aspectos, a través de amenazas u ofensas. Descalificaciones donde el mensaje real es, no existes un mensaje difícil de digerir para cualquier ser humano. Algunas formas de violencia son sancionadas por la ley o la sociedad, otras son crímenes. Distintas sociedades aplican diversos estándares en cuanto a las formas de violencia que son o no aceptadas. Todo lo que viola lo razonable es susceptible de ser catalogado como violento si se impone por la fuerza. Existen varios tipos de violencia, incluyendo el abuso físico, abuso psicológico y abuso sexual, esto por obviedad implica el abuso del poder.
La violencia que se vive en Oaxaca y en el país entero desde hace mucho tiempo es psicológica en muchos casos, la guerra sucia que el estado ha implantado contra todo aquel que le resulte incomodo. Es importante revisar esté tipo de violencia que es tan difícil de creer.
¿Qué es la violencia psicológica?
La violencia psicológica no es una forma de conducta, sino un conjunto heterogéneo de comportamientos, en todos los cuales se produce una forma de agresión psicológica.

La amenaza se distingue de la agresión, pero la amenaza es una forma de agresión psicológica. Cuando la amenaza es dañina o destructiva directamente, entra dentro del campo de la conducta criminal, la que está penada por la ley.
La violencia psicológica implica una coerción, aunque no haya uso de la fuerza física. La coacción psicológica es una forma de violencia.
Existe una dificultad importante en este tema, cuando se habla de Violencia Psicológica es difícil creerle a quien la está padeciendo ¿Porqué? simple y llanamente porque no hay golpes visibles, no hay agresión física y estamos tan habituados a la violencia física que aun no aprendemos a aceptar la forma sucia de la guerra psicológica, el Terror como arma psicológica no es algo nuevo pero reitero aun nos cuesta trabajo aceptarla.
Vivir un episodio de este tipo de terror genera en quien lo vive la sensación de que en cualquier momento puedes ser desaparecido, detenido o asesinado, ¿cuál es el objetivo de esto? en efecto generar alteraciones en los comportamientos humanos para establecer una psicosis primeramente individual para crear la colectiva y con esto ganar batallas contra los inconformes o contra quien se decide a denunciar lo que sucede. Por obviedad como es tan difícil de entender para la sociedad nadie lo cree, nadie sabe el sudor que recorre el cuerpo cuando se ve lo que otros no ven ¿?, nadie le cree a aquel que indica que le han seguido, observado, escuchado, Las sociedades incluidas las instituciones que procuran la “justicia” deben ya de entender que no se necesita ser golpeado o asesinado para ser aniquilado. El aniquilamiento se vive cada vez que una persona es sometida a este tipo de estrés, tristemente es como cuando alguien acude al seguro social y no es atendido urgentemente a menos que se esté así literalmente muriendo, en este tema pasa igual si lo comentas se mencionan estas “alucinando”,” paranoico”, no pasa nada, se habla tanto de que NADA PASA en el país que nos hemos comprado muy bien el mensaje, otra negación a que esto sucede es “si quisieran hacerte algo ya lo habrían hecho¿?, ya lo están haciendo, lo están ejecutando pero en efecto esa necesidad de negación es más fuerte como menciona Erich Fromm en su libro el Miedo a la Libertad, El Fascismo esa expresión política del miedo a la libertad, no es un fenómeno accidental de un momento o de un país determinado, si no que es la manifestación de una crisis profunda que abarca los cimientos mismos de nuestra civilización Es el resultado de contradicciones que amenazan destruir no solamente la cultura occidental, si no al hombre mismo. Sin embargo, como ya lo hemos mencionado debemos entender que está guerra de baja intensidad que viven los pueblos por medio de los “gobernantes” sí se está dando, sí existe y no es producto de la paranoia, es producto finalmente de lo bien que el terror psicológico se ha implementado en el país.¦


Bibliografía Erich Fromm; El Miedo a la libertad editorial Paidos.
ahhh mi cerebro.

 

Regresa al Índice